Yo soy mi bigote

Seguro que Hitler o Aznar contarían historias rocambolescas acerca del día en que decidieron reservar una parcela melenuda bajo sus narices.

Pero adivino que en su intimidad pensarían: ‘Desde hoy todo el que me mire sólo verá mi bigote. La atención se enfocará en él. Dará miedo. Será un murallón. Un enigma.’

Todo el mundo sabe que un bigote tan estrecho es estúpido y ridículo, pero esa es la clave: ¿Cómo un tío que dice ir en serio puede pasearse con ese esmirriado bigotejo y vivir tan campante? Algo debe ocultar.

ZAS!, ya está creado el misterio. Y tras esa muralla puede evolucionar un tirano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Para ellos, Para nosotros, Posts. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Yo soy mi bigote

  1. rap dijo:

    i like is topic…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s