El Mundo

Mundo hay uno. Es este, el nuestro.

Os guste o no, apadrinados, el mundo es nuestra familia. El mismo que la vuestra, pues sólo hay uno.

Y aunque os creáis emancipados y que vivís por vuestra cuenta, volved a casa de vez en cuando y recordad vuestras raíces.

Uno se emancipa buscando respuestas, pero a menudo esas preguntas ya se acarrean desde casa, desde el origen.

Volved atrás, a esas raíces, y puede que os replanteéis la búsqueda de esas respuestas. Ahora por ahora no las habéis encontrado, pues aún seguís buscando y exprimiendo ansiosamente todo lo que tocáis por si una simple gota de ese jugo saciara vuestra sed.

En casa, con los pies en este mundo, quizá os deis cuenta de que no son respuestas lo que uno busca, sino la pregunta adecuada. Esa que se responde con la existencia misma.

Con una buena existencia. No con esa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Para ellos, Posts. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s