Bienvenido/a

Lo sé, el nombre del blog es escandaloso, pero intento explicarme:

Por la fuerza no podemos ganarles, además no apetece. Nosotros somos pacíficos.
Y parece que la Democracia, tradicionalmente nuestra única arma contra ellos, flaquea desde hace algún tiempo.

Así las cosas, creo que lo mejor es enfocar el asunto desde otro ángulo que nos beneficie a todos, que opinado sea de paso, podría ser el principal objetivo moral de cualquier ser medio inteligente. El beneficio global.

Como es natural, a todos nos gusta la riqueza y la abundancia: los imprevistos surgen y es preferible solucionarlos con el mínimo esfuerzo y sin desequilibrios. Además, puestos a elegir, a todos nos gusta ‘lo bueno’.

El problema es que hay quienes no pueden evitar seguir acumulando riqueza.

Eso es preocupante pues resulta que el lugar donde vivimos tiene recursos limitados. Todo lo que uno acumula, por fuerza se lo está quitando a otro. Si uno suma, otros restan.

Aquí es donde ese problema de unos cuantos, el no poder parar de acumular, nos afecta a todos. Ya sabemos.

Remarco tanto el ‘no poder’ porque es la clave de todo este asunto. NO PUEDEN parar de ganar y acumular. Muchos dirán que no paran porque no quieren, pero ¿qué sentido tiene acumular SIEMPRE? Pensémoslo a nivel psicológico. Es completamente absurdo.

¿Qué les pasa? Se supone que lo hacían para sentirse bien de alguna extraña forma… pero TODAVÍA siguen acumulando.

Poseen todo lo poseíble, y siguen. En su síndrome de abstinencia necesitan absorber TODO lo que hay, y aún insatisfechos, seguirán pidiendo MÁS.

Eso me preocupa.
Primero, y pido disculpas por ello (en un asunto que causa tanta mala hostia), me preocupa desde un enfoque espiritual, pues ellos ven vacío lo que muchos vemos lleno, rebosante. Eso especialmente me produce cierta lástima, cierta sensación de desperdicio, tanto de tiempo como de capacidad: Si tu entorno lo ves lleno no te falta nada, si lo ves vacío te falta todo. Y claro, quieres más.
Y esto me lleva a mi otra preocupación por esta singular tragedia: ¿tiene fin?

No puede ser que el que YA lo tiene TODO necesite tener MÁS indefinidamente. Es absurdo. ¿No será, entonces,  que algo falla en la raíz misma del planteamiento? ¿A donde quieren llegar?

En este blog quiero reírme de todo esto. Quiero restarle importancia a esos ‘logros’ o triunfos de los que ellos tanto alardean pero que no les sirven para nada. Quiero hacerles ver que todo eso tan grande que ellos creen que han logrado, no es nada, no soluciona nada, pues ellos mismos lo demuestran cuando siguen haciendo lo que hacen y con ese grado de ansiedad tan exageradamente ridículo y enfermizo.
Digamos que la medicina que se están automedicando no sirve, pues como vemos su enfermedad sigue igual que el primer día. A la vista está.

Con todo esto, llegamos a una inevitable conclusión: Los millonarios no saben vivir. No saben disfrutar de la vida.

Por eso necesitan nuestra ayuda (no te rías🙂

Y nos necesitan no por nada en especial. No somos ni más listos ni más tontos. Sencillamente es que nosotros no padecemos su enfermedad, o por lo menos en ese grado absurdo. Vivimos sanos, libres de ese yugo, felices. Felices con MUCHO menos, incluso sin nada.

pásalo

Recibe mi cordial bienvenida.

9 respuestas a Bienvenido/a

  1. Antonio dijo:

    La enfermedad del millonario es la misma enfermedad que tiene un ludopata no razona y sigue jugando.
    Tenemos de conseguir que este mundo se vuelva mas humano y ayuden a los enfermos estos, que nos estan destruyendo.

    • Exacto.
      Yo creo que hay que empezar a hablar claro de una vez acerca de su enfermedad. Que los millonarios sean como apestados de la sociedad. De tal manera que los que ahora son niños ni siquiera piensen en la posibilidad de convertirse en uno de ellos, por lo menos dominando y aprovechándose del prójimo.
      Hoy día con la red hay muchas maneras de valorar la capacidad, el talento y la valía de las personas. El dinero ya no lo es todo.
      Amasar tanta fortuna y seguir queriendo más es absurdo, ridículo, enfermizo. Y lo peor de todo, ¡es contagioso!, aunque ellos mismos demuestran que sirve de poco, pues siguen viviendo con absoluta ansiedad por poseer y dominar todo lo que ven.
      Más que traerles paz, el dinero y el poder los tiene permanentemente esclavizados.
      Son almas perdidas.
      Saludos y gracias por comentar.

  2. Hansel dijo:

    Admito que estoy totalmente de acuerdo con tu artículo. El problema es que de alguna u otra forma casi todos, al menos en la ciudad donde vivo, somos millonarios. Comparemos si no cualquier europeo con Zambia o Haití. La pregunta es realmente ¿con qué patrimonio hay que contar para ser millonarios?. Aun así queremos más y más, trabajamos horas y horas e incluso metemos a nuestros hijos de cuatro meses en guarderías para ganar más y más (tal vez cien o doscientos euros más; o tal vez quinientos o mil más; o tres mil o diez mil más;…). ¿Dónde está la linea?

    • Cierto.
      Hemos mordido el anzuelo. Esos magnates que no han comprendido el mundo y que viven temerosos de las mismas dudas existenciales que todos tenemos y por ello han tenido que rodearse de poder y opulencia para disimularlo, nos han contagiado su criterio: consumismo, apariencia, poder, control.
      Nos venden esa vida por todos los medios posibles, y nosotros hemos picado.
      Y a la par, como existen organizaciones internacionales que en teoría velan por los derechos humanos, dejamos esa tarea en sus manos y nos desentendemos diciendo: cada cual que haga su trabajo.
      Es ahora, poco a poco, que estamos viendo que todas esa organizaciones, la verdad, no son todo lo eficaces que uno esperaría.
      Creo que la única salida es, como digo, cambiar el enfoque. Ver a los magnates-millonarios como lo que son, seres existencialmente miedosos, y con ese cambio de enfoque también cambiar nosotros mismos y hacer menos caso de sus ‘enseñanzas mediáticas’.
      Saludos y gracias por leer y comentar.

  3. Andres dijo:

    millonarios, ellos no tiene la culpa se haber sido privilegiados el problema es que nunca han conocido la pobreza no saben de sufrimiento por no tener dinero para hijos enfermos, por no tener trabajo por no tener que comer es decir nunca ha tenido necesidades, por esta razón es que tal vez sean egoístas, no creo que sean malvados , es como los pobres extremos nunca han tenido nada falta de oportunidades, falta de comida, frió sin educación, al final se trasforman en malas personas en delincuentes , borrachos drogadictos, pero porque no han tenido educación, el millonario es lo mismo pero en el otro extremo entonces que hacer facil, para que un millonario se humanice lo invito a cambiar una semana con alguien que si tenga problemas.

    • Ivan Ferrer dijo:

      ese es el punto que quiero señalar en este blog. Malvados no son, por lo menos todos. En su confusión sencillamente es que buscan donde no hay. No por tener todo y necesitar siempre más van a lograr lo que cualquiera puede lograr con menos. Simplemente sabiendo vivir.
      Ellos mismo lo confirman necesitando siempre más en un remolino sin fin.
      Gracias por leer y comentar.

  4. Fer dijo:

    Bueno, todos somos iguales, solo que unos están en situaciones económicas distintas. Solo que sin excepción, todos siempre necesitamos de algo de la otra parte. Es inevitable, pues uno nunca se es completo del todo. Qué nos hace completos?, es multifactorial, desde una simple charla larga todos los días, a simplemente mucho dinero. Pero todos necesitamos del otro, a fin de cuentas somos todos seres humanos y sociales. Desde mi perspectiva, el ayudarnos es una cuestión de relación, como una pareja, siendo la comunicación y el acompañamiento lo que hará crecer a mabas parte he indivudualmente, el deseo a la vida y mejor comprensión y aceptación de la felicidad. Que es la meta del ser humano.

    • Ivan Ferrer dijo:

      Bien dicho. Lo que da más miedo de todo esto es que los aspirantes a millonarios del futuro van hoy a la escuela, hoy son niños. Algunos se convertirán en personas sin otro afán que el de enriquecerse. Cuidemos que esto no ocurra.
      Espero que con la red, donde el éxito de la gente ya no se mide sólo por su dinero, esto cambie. Niños y jóvenes VIVEN hoy en la red, y saben que pueden destacar y “triunfar” por muchas otras cosas mucho más sanas. Compartiendo su conocimiento y habilidades, por ejemplo.
      Gracias por leer y comentar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s